jueves, 20 de enero de 2011

El secador de pelo BABYLISS: una tomadura de pelo


Leo en el blog A fin de mes.es, en el artículo La energía para secar el pelo  lo siguiente: “La energía para secar el pelo con ayuda de un secador eléctrico puede ser mucho más de lo que te imaginas y con esto de la subida de la luz, usar el secador puede convertirse en todo un lujo”
Acto seguido, después de asustar a sus lectoras sobre el gran coste del secado del pelo, especialmente “después de la subida de la luz”, recomienda la compra de un “secador ecológico” de la marca BABYLISS, que según dice “...Babyliss es una alternativa buena, se trata de un eco-secador que consume 50 % de energía gracias a un  sistema de flujo de aire optimizado.”

Primera tontería y primera tomadura de pelo. Sigamos.

A continuación nos dice:”... Este secador puede conseguirse por alrededor de 38 euros y en e-bay se ofertan desde 22 euros  más gastos de envío. Así que por un precio entre 30 y 40 euros obtendrás el peinado que te agrada y un ahorro en tu factura de luz.”

Y Sofía López, la autora del artículo, va y se lo cree y recomienda la compra del artefacto “ecológico” con “un sistema de un flujo optimizado” que “ahorra un 50 % de la luz “.


Me voy a e-bay  y leo lo siguiente: “diseñado para secar tan rápido como los secadores de 1.000 vatios pero usando solo la mitad de energía” y para más inri,  sigue diciendo “el BABYLISS ECOdry 51370 es capaz de ahorrar la energía equivalente a calentar cada día 11 tazas de té o 11 rebanadas de pan tostado”. Puestos a decir tonterías, sugiero que sigan diciendo "y éso se mide con un metro de cincuenta centímetros de alto..."

O sea, que seca como un secador de 1.000 vatios, gastando la mitad, o sea, gasta 500 vatios, ¿No?. Vale. Aparte de la enorme tontería de decir lo de las tazas de te o las tostadas, si ya ha dicho que consume la mitad, o sea, 500 vatios, ¿Para qué adornarlo con más tonterías que nadie puede verificar?. Y sigo leyendo la publicidad “…CARACTERÍSTICAS: rinde como un secador de 2.000 vatios con solo 1.000 vatios de potencia”

Señores de BABYLISS, de E-BAY y la autora del artículo, SOFIA,  ¿Cómo se pueden decir tantas tonterías juntas y engañar a la gente de esta manera?. Pero vamos a ver, ¿En qué quedamos?  Según decís, el aparato es de 1.000 vatios, pero gasta la mitad, o sea, 500 vatios, pero su potencia es equivalente a 2.000 vatios ¿Sabéis lo que decís? No, por supuesto, pero si cuela, cuela. ¿No es esto publicidad engañosa?. Pues claro que sí. Y además, estáis haciendo el ridículo con vuestras elementales contradicciones...

Voy ahora a tranquilizar a todas aquellas personas que utilizan a diario el secador, explicándoles exactamente el coste que representa.

Vamos a suponer que un secador cualquiera (no el BABYLISS, que al parecer tiene bula) tiene una potencia de 2.000 vatios. Consume, lógicamente 2.000 vatios, ni uno más ni uno menos, ni más eficiente ni menos eficiente. Ni más ecológico ni menos ecológico. 2.000 vatios son 2.000 vatios . Sigo. Durante una hora, ese secador consumiría 2.000 vatios /hora, o sea 2 KW/hora., que es lo que pagamos a la compañía eléctrica. Como lo usamos solo media hora, el consumo es la mitad, o sea,  1 KW/hora.

¿Cuánto cuesta un KW/hora? Costaba, más o menos, 0,15 euros. Ahora, desde el 1º de Enero, vale un 10 % más, o sea, 0,165 euros. El coste de un secado de media hora con este aparato es de 1KW/hora x 0,165 = 0,165 euros cada secado diario. Cada mes cuestan, los 30 secados, un total de 4,95 euros

Claro, hasta el 31 de Diciembre costaba solo 4,5 euros. Por consiguiente, según SOFÍA, el secarse el pelo cada día se ha convertido en “un lujo”, pues el coste se ha incrementado cada mes nada menos que ¡ 45 céntimos de euro!, por consiguiente, ahora ya es un lujo..

Si quieres ahorrarte cada mes la mitad, o sea, 2,47 euros, cómprate un BABYLISS, dice ella. Yo digo: no te ahorrarás ni un solo céntimo, pues como creo que he demostrado es una gran mentira lo del menor consumo.

Mi consejo es que sigas usando cada día el secador que tienes (o cualquier otro, incluido el BABYLISS) pues todos consumen lo mismo a igualdad de potencia y no existe ninguno que rinda, en cuanto a consumo eléctrico, más que otro. Ponte más guapa cada día secando tu pelo por 16 céntimos de euro y no hagas caso de la publicidad engañosa ni de las recomendaciones de gente que no conozca en profundidad lo que afirma y se crea lo que dice el primero que pasa, sin la más elemental verificación.

Si se necesita hacer economías, hay que buscarlas por otra parte, no solamente suprimiendo “el chocolate del loro”.

Artículos relacionados


3 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Además, ¿quién tarda 30 minutos en secarse el pelo? Yo creo que casi nadie empleará más de 5 minutos. Por lo que el gasto, como muy bien dices, ridículo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo sobre el Babyliss

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que nunca he utilizado uno de estos, lo unico que puedo decir es que hace mas de un año utilizo el secador karmin g3 salon pro, es genial, el mejor que he tenido, tiene tecnología iónica produce un tiempo de secado mas rápido y emite iones negativos para obtener resultados mucho mas suaves y brillantes, tiene calefacción de cerámica que permite tener un cabello con estilo y mucho mas sano, cuenta con un potente poder de 2000 Watts lo que le proporciona resultados de secado muy rápido, sella cuticula y repele la humedad, por eso es que sus resultados son excelentes! super recomendado ;)

    ResponderEliminar

Apreciados lectores de este blog:

Podéis escribir cuantos comentarios, consultas y opiniones queráis. pero con respeto y corrección. Los comentarios que no cumplan estos requisitos serán eliminados.

En las consultas, para evitar respuestas ya dadas, se ruega que antes de escribirlas se revisen otros artículos y comentarios anteriores. Ver más información en
http://ahorrarcadadiaconloselectrodomest.blogspot.com.es/2014/01/ano-nuevocosas-nuevas-en-el-blog.html

Si en 10 días no habéis recibido respuesta, es que hay saturación de consultas y no ha sido posible ser contestada. Volved a escribir de nuevo la consulta.

Os ruego que pongáis siempre un nombre para poder dirigirme al autor del comentario al contestarle.

Gracias por vuestra atención.

Antonio Sánchez